El supuesto abusador que atraía a menores con juegos de Playstation y marihuana cayó detenido en Gualeguaychú

Horacio A. había dejado su casa en una isla del Delta del Tigre y el bar donde trabajaba en mayo pasado luego de que uno de sus vecinos y amigos históricos lo acusara de abusar de sus dos hijos adolescentes de 14 y 17 años.

Los relatos de los menores que se convirtieron en la denuncia en su contra radicada en la Fiscalía de Género de la zona a cargo del doctor Federico González fueron brutales: Horacio, jardinero de oficio, de 50 años de edad, invitaba a los menores a jugar a la Playstation y fumar marihuana en su living revestido en tablas de madera, para luego mostrarles videos porno y practicarles sexo oral.

El caso resonaba con una de las historias más devastadoras de abuso de menores en la historia policial argentina. Fuentes de la investigación describían a Horacio A. como un presunto “boylover” (amante de muchachos) que atraía a chicos mediante algunas de sus aficiones, gustos y debilidades para luego atacarlos, el mismo rótulo y modo de operar atribuido al psicólogo Jorge Corsi.

Las versiones sobre su paradero eran contradictorias. Se dijo que se había fugado a Paraguay, también que todavía merodeaba por el Delta. Finalmente, no estaba del otro lado de la frontera ni en un pantano cerca de su vieja casa.

El hombre acusado de abuso era detenido en Gualeguaychú por la Policía de Entre Ríos.

Horacio, tras ser detenido por la Policía de Entre Ríos

Los policías lo encontraron en una obra en la ciudad mientras trabajaba para una empresa de revestimientos. Había llegado a Gualeguaychú a fines de mayo, poco después de que trascendieran las acusaciones en su contra, para vivir en una pieza alquilada.

Fuentes en la Justicia de Tigre hablaban esta semana de un pedido de captura librado en su contra, pero la Policía de Entre Ríos no se lo llevó por un oficio en su despacho o un alerta en su sistema. A Horacio, básicamente, lo tenían de vista. Tras ver su cara en Infobae salieron en patrullero a identificarlo.

Una voz jerárquica asegura: “No había pedido de captura, nos enteramos por ustedes. El hombre trabajaba en una obra local y lo teníamos de vista de ahí, así que se salió a buscarlo. Tras su identificación se consultó con el Juzgado de Garantías Nº 2 de Tigre y la Fiscalía del doctor González, el pedido de captura llegó al mediodía”.

Horacio no se resistió en ningún momento. Se espera que su traslado sea determinado en el curso de la tarde mientras espera en un calabozo de la Departamental de Gualeguaychú.

El hombre del Tigre no es el primer supuesto abusador en ser detenido tras una nota de este medio. La semana pasada, Omar Alberto Verón, que era buscado con una recompensa del Ministerio de Seguridad de medio millón de pesos por violar a un niño en Chaco que terminó internado en el hospital Garrahan por los daños causados, se entregó tras estar prófugo cuatro años luego de que Infobae publicara una investigación sobre su caso el mismo día que salió el artículo.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*